jueves, 26 de abril de 2012

LA SEGURIDAD MITO No 1

No 1. SI YA CUENTO CON SEGURIDAD FÍSICA(GUARDAS DE SEGURIDAD) NO REQUIERO SEGURIDAD ELECTRÓNICA

En su mayoría, los usuarios o compradores de servicios de seguridad consideran que la seguridad física y la seguridad electrónica son excluyente, es decir que la seguridad física sustituye a la seguridad electrónica y viceversa. Cuando la realidad es que se complementan, de tal manera que el uso de solamente una de ellas encarece los costos y vuelve ineficiente e ineficaz el servicio.

Veamos, la vigilancia ejercida por un guarda de seguridad se ve limitada por varias razones, a saber.
  • Tramos de vigilancia oscuros o poco iluminados o de mucha extensión.
  • Obstáculos que limitan la visibilidad; recodos, edificaciones, cercas, muros etc.
  • Áreas restringidas, locales cerrados a los cuales se puede acceder desde el exterior o interior, siempre que sea una área que no permita la ronda del guarda de seguridad.
  • Control de la ronda del guarda de seguridad. para hacer la intrusión justamente cuando acaba de pasar en su ronda.
  • Intrusión por el techo en bodegas, almacenes o locales cerrados donde la vigilancia el guarda de seguridad la ejerce desde el exterior.

Con relación al encarecimiento de los costos, mencionare lo siguiente:
  • Sin perder eficacia, el área de vigilancia de un guarda de seguridad, se duplica, triplica o cuadriplica si cuenta con el complemento de seguridad electrónica, según se requiera; Cercas eléctricas, sistema de alarmas, sistema de circuito cerrado de televisión, control de accesos, cerraduras eléctricas etc.
  • El ahorro de reducir puestos de vigilancia, instalando los complementos de seguridad electrónica adecuados, es directamente proporcional a la inversión realizada en los complementos de seguridad electrónica.
CONSECUENCIAS DE QUE LA SEGURIDAD FÍSICA SE EXCLUYA CON LA SEGURIDAD ELECTRÓNICA

Sustituir la seguridad física por seguridad electrónica, no nos permitirá impedir que el ilícito se cometa, solo sera posible lo siguiente:

  1. Si tenemos instalado circuito cerrado de television, posterior a la comisión del ilícito podremos conocer ¿quién?, ¿como?, ¿cuando? y ¿como? lo cometieron.
  2. Si hemos instalado sistema de alarma, solamente nos enteraremos que posiblemente se esta realizando una intrusión(no sabemos si es falsa alarma), la cual de ser cierto, durara un tiempo menor al tiempo que se requiere para hacer presencia física con el fin de evitar que se materialice el delito.
  3. Si hemos instalado cerca eléctrica, en el mejor de los caso recibiremos una señal que nos indica que la cerca ha sido cortada, nada mas.
  4. En el caso de los controles de acceso y cerraduras eléctricas, solo nos dará seguridad que la intrusión para cometer ilícito no sera por las puerta protegidas por los sistemas antes mencionados.

Si la seguridad física sustituye a la seguridad electrónica, podremos impedir la ejecución del ilícito, solamente que se cumplan las condiciones siguientes:

  1. Que las áreas de vigilancia por guarda de seguridad, no sean muy amplias, no hayan obstáculos que le impidan o limiten la visibilidad.
  2. Que el local a proteger, cuente con buena iluminación, con muros perímetrales lo suficientemente altos y que la infraestructura de los locales sea solida preferiblemente de concreto.
  3. Que la protección se lleve a cabo con el numero suficiente de guardas de seguridad.
  4. Que al guarda de seguridad se le supervise periódicamente y intervalos cortos.
  5. Que para las noches se implemente un complejo sistema de entrega y recibo de las instalaciones por parte del comprador de servicios de seguridad o sus empleados con el personal de seguridad, con el fin de delimitar responsabilidades cuando haya sido descubierto un ilícito.
ORIGEN DEL MITO

La principal causa que da origen a este mito, es que el mercado de la seguridad ofrece seguridad electrónica y seguridad física por separada, no como partes de un mismo servicio. A lo mas que llegan los proveedores de estos servicios es a que una misma empresa provee las dos partes del servicio, pero como servicios diferentes, lo cual tiene como consecuencia las desventajas que enumero a continuación:

En primer lugar, la ubicación y funciones tanto de equipos electrónicos como de guardas de seguridad se lleva a cabo en función de lógicas y objetivos diferentes, por lo tanto no se complementan.

En segundo lugar, no se comprende el concepto de protección y vigilancia, no se tiene claridad de que vigilar es acechar, observar; cuando, como,  donde y quien quiere realizar o esta realizando una intrusión. Proteger es accionar para impedir la intrusión, o la comisión del ilícito.

En ultimo lugar, no se designan las funciones que por naturaleza corresponden a ambas partes del sistema de protección y vigilancia. De tal manera que en lo general la función del sistema de vigilancia electrónica es vigilar y denunciar la intrusión y la función del guarda de seguridad, es actuar en función de impedir que se lleve a cabo la intrusión o el ilícito.